.comment-link {margin-left:.6em;}

"La vida es bella, aunque no me creas"

miércoles, noviembre 22, 2006

Logros!




Este día celebramos la titulación como licenciada en periodismo, de nuestra prima Elsa Margarita Orellana. Fué una mañana hermosa, fría y con mucho viento.

Que Dios le brinde un trabajo digno en ese gremio tan "especial" y que siga cosechando más triunfos profesionales y personales.

martes, noviembre 21, 2006

¡Vientos Polares en Tegucigalpa!

Este es nuestro tercer día de frío. Los famosos vientos de noviembre llegaron a la capital cuando menos lo esperaba. En vista que este año no tuvimos huracanes que dejaran huella, asumí que la temporada de frío (la cual es relativamente corta) llegaría hasta mediados de diciembre.

El año pasado, el clima fue muy distinto; al menos no recuerdo haber sentido tanto frío como ayer y hoy. He aprovechado los "vientos polares" como les llama mi mamá, para sacar todos los "trapos" y colchas que por más de 8 meses han esperado su turno para volver a salir del clóset. Siempre procuro mantener la ropa de frío bien protegida de polvo para evitar alergias. Sin embargo, mi mamá quien está de visita en casa, ha sido la primera en verse afectada de salud; su mejor argumento es que Tegucigalpa está más contaminada que nunca (puede ser que tenga razón...yo fuí víctima del cambio de clima hace 4 meses).

Mi casita ya está decorada de navidad y a diferencia de otros años, esta vez he procurado poner un toquecito navideño en cada rincón. He evitado en la medida de lo posible, andar de tienda en tienda, y por ende, gastar más de lo necesario (por útopico que suene en una mujer). Odio los lugares abarrotados y las pérdidas de tiempo; así que mi mejor tip es realizar las compras hasta enero (a excepción de la comida) y aprovechar los descuentos de ese mes...lo admito, soy un poco "tacaña", pero la misma necesidad y situación económica actual, me mueven a buscar formas para ahorrar y poder gastar en el futuro, en cosas que realmente valen la pena.

Me pregunto que hacemos las mujeres con tantos adornos y cosas innecesarias?? Cada año me sorprende más la capacidad creativa de los comerciantes e inventores, para sacar al mercado un sin número de artículos que no sirven para nada...nos hacen creer que no podremos vivir sin esto u aquello. Nunca pensamos en que todo lo que adquirimos, tarde o temprano, lo terminaremos dejando aquí...si somos un poco más racionales, nos daremos cuenta que al final, cuando "la pelona" nos lleva, el ataúd sólo aguntará con nuestro peso!

viernes, noviembre 17, 2006

El consumismo y sus locuras

Esta mañana he escuchado con mucho asombro, la noticia sobre las largas filas que desde hace más de 1 semana se han estado haciendo para comprar la última consola de videojuegos de Sony, la famosa Play Station 3 (PS3). Me ha resultado muy difícil creer lo que hace la gente, para obtener un artículo que desean a toda costa, sacrificando cosas más importantes en la vida (sintiendo hambre, frío, cansancio, renunciando a sus trabajos) .

Esta es una de las largas filas en California. Los chavos en la foto, estaban en la cola, desde hace 8 días.

En Japón sólo se venderán 100,000 PS3 en este lanzamiento. Las filas eran de locura!

Los amantes de videojuegos han llegado hasta el uso de la fuerza bruta, por comprar una PS3; otros han hecho las largas filas para poder revender la consola en EBay y ganar dinero extra. En cualquiera de los 2 casos, me parece inconcebible este grado de obsesión, por poseer a toda costa, sin importar lo que sea, un artículo en el cual depositan su "felicidad" para esta época navideña y el resto de años que vengan (posiblemente hasta que saquen la versión de PS4).

No entiendo como una pequeña consola de videojuegos, puede mover a tanta gente y apoderarse de todo su ser (voluntad, fuerzas, energías, pensamientos, expectativas, planes, etc.).

Sólo espero que el grado de consumismo que ya estamos viviendo en Honduras, nunca llegue a esos extremos, y si alguna vez nos falta el sueño, que sea por cosas más importantes, como ser un hijo o familiar enfermo, un amigo necesitado, un proyecto en el trabajo o la pérdida de un ser querido.

sábado, noviembre 11, 2006

Camino a Cañaveral

Hoy los planes no salieron como había pensado. Ahora pienso en las sorpresas que Dios nos tiene preparadas, cuando las cosas no resultan tal y como las hemos planificado...me apena admitir que sigo sin poder evitar sentirme algo "frustrada" cuando las cosas "no me salen" como yo quiero. Pero ni modo, debo hacerme de mucha paciencia conmigo misma. Finalmente tuve que salir hacia Cañaveral, mucho después de la hora esperada. A las 8 am, estaba llamando a mi mamá informándole que iba en camino (no sé por qué razón no pude conciliar bien el sueño, lo que me evitó salir a las 6 am). Al llegar a la posta de la entrada/salida de Tegucigalpa hacia la carretera del norte, empezó a caer una brisa fuerte acompañada de neblina. Supuse que el resto del trayecto estaría lluvioso, pero gracias a Dios, antes de llegar a Comayagua, todo había pasado.

Siempre me pongo algo tensa al manejar en carretera, y no es para menos, la alta frecuencia de accidentes y muertes en carretera, son mi mejor excusa y fundamento. La gran ventaja de este viaje es que no había mucho tráfico pesado; la mayoría eran carritos livianos.

El paisaje como siempre, es mi mejor compañía (sin quitar la mirada del camino, no me canso de apreciar el paisaje). No sé por qué me encanta tanto contemplar, admirar y perderme en nuestras montañas...es un regalo que pocos países tienen, y que lamentablemente, nosotros en Honduras los consideramos como algo que simplemente esta allí. Desde Zambrano hasta Taulabé, contamos con muchos paisajes verdaderamente impresionantes...bueno, la verdad es que toda Honduras es bella, y se deja contemplar para que nos la llevemos en nuestra mente y corazón.

Hace muchos años que no miraba el Lago de Yojoa tan lleno de agua...las lluvias que caen en la zona son "mundiales" como dice uno de mis hermanos. El canal que alimenta las turbinas de Canaveral luce más hermoso que nunca; sus aguas son espejo de cuerpo entero para los pinares que se encuentran en ambos costados. Me cuesta creer que con tanta belleza, esta zona del lago no cuente todavía con una actividad turística que pueda ser fuente de empleo real para tanta gente que lo necesita. Siempre le digo a mis amigos que el lago no debe ser sinónimo de "pescado frito". Hay muchas cosas más que se pueden hacer en la zona (como caminatas en la zona de Cerro Azul Meambar y el Parque Ecológico los Naranjos, visitas a las fincas de piña, caña de azúcar y café, paseos en lancha de remos, sesiones de pesca, visita a los balnearios de Río Lindo, incluyendo Pullapanzak, entre otras) pero que las agencias turísticas no explotan...hay mucho por hacer y contar en Honduras, todo es cuestión de creatividad, organización y voluntad. Hay gente que nos visita (gringos y europeos) que no sabe como se hace una tortilla...he aquí una idea para un tour, por trivial y "tonta" que suene. Hay otros que nunca han visto una plantita de café o de piña al natural, sólo lo conocen el lata o en bolsas. Cuando estaba en el colegio, recuerdo que unas gringas nos visitaron, y nunca habían visto un coco, mucho menos, tomado agua de coco, directamente del coco...así que la sensació para todas fue tomarse fotos con un coco en la mano!

Ojalá que la carretera nos la mejoren en este gobierno; el tramo entre Comayagua y Siguatepeque esta deteriorado, ya necesitamos algo mucho mejor. La mayor sorpresa del viaje fue ver el muro que ahora tenemos en Palmerola...los gringos ya no se dejan ver!

Quisiera contar tantas cosas más, pero el cansancio del viaje me gana. Este fin de semana, después de tantos meses, estoy en casa otra vez, con la visita de muchos fantasmas de la niñez, con recuerdos que siempre los llevo conmigo, muy agradecida de haber crecido en este pedacito de tierra.

viernes, noviembre 10, 2006

Esperanzas y Recuerdos

Este día opté por matar la rutina e ir a ver a la abuela a la hora de almuerzo. Mañana voy para Cañaveral a visitar a mis padres, por lo que no podré estar con ella este domingo, así que nada mejor que ver a la viejita antes de mi salida.

Me dió mucho gusto verla en la mesa del comedor en postura firme, como queriendo platicar. Hizo el intento por levantarse, e inmediatamente le recordé que no tenía permiso de moverse, ya que había decidido almorzar con ella y tenía que acompañarme. Sin fruncir el seño, y sin quejarse, decidió permanecer sentada, viéndome comer el "combo" de pollo frito que había comprado. Como siempre, me dió respuestas a medias, con pereza para hablar, pero esta vez con semblante diferente. Efectivamente, la abuela está más alegre, se le nota en la cara. Ya no se ve tan demacrada, como si la vida no tuviera sentido. Fueron muchas preguntas las que le hice, como de costumbre(demasiadas para ella y su depresión) : cómo se siente hoy? quien ha venido a verla? quien le ha llamado? ha comido bien? ha caminado un poquito? ha ido al baño?

Siempre le digo que está bien, que se ve muy bien, y le hablo de lo bonito que tiene el pelo, cada vez más plateado...antes acostumbraba teñirlo cada 2 o 3 meses. En medio de nuestra plática, Luisa, la muchacha que nos ayuda con su cuidado diario, interrumpió diciendo : "ayer estuvo limándose las uñas, me pidió un corta uñas más pequeño". Esta frase, tan sencilla, tan trivial para muchos, me ha dado las esperanzas de que pronto la abuela saldrá de su ciclo depresivo. El solo hecho de preocuprase por sus manos, ya es una buena señal de que su estado de ánimo está cambiando.

Trato de comprender esta enfermedad que se llama depresión, y es como querer comprender o asimilar a Dios, como querer saber el por qué de su existencia. Por más preguntas que me hago, las respuestas sin fundamento lógico, son las que surgen. Como es posible que esto suceda en una mujer tan luchadora, tan optimista ante la vida, ante los problemas??... por qué dejó su cerebro de segregar la bendita "serotonina"?... sigo sin respuestas.

Sólo me quedo con los recuerdos de su última aventura en Costa Rica, hace menos de 2 años, cuando decidió visitar el Volcán Poas y caminar ella sola hasta el mirador para ver el cráter. Todavía podía caminar y reirse de los parqueos especiales para personas discapacitadas. Hoy su realidad es otra. Con sus cartílagos practicamente gastados, sus rodillas tienen poca movilidad, los dolores son fuertes y la artritis ha pasado la factura.


Camino al mirador del Volcán Poas. Costa Rica.








La abuela, con mi prima Gretel, en el mirador del volcán Poas, Costa Rica.






A pesar de su condición física, y su estado, guardo con mucho cariño todos los momentos compartidos con la abuela hasta ahora, y a la vez, guardo en mi corazón la esperanza de verla feliz, platicadora, comelona y siempre soñadora en esta navidad. Ese en definitiva, sería el mejor regalo.