.comment-link {margin-left:.6em;}

"La vida es bella, aunque no me creas"

jueves, julio 09, 2009

¡Orgullo Catracho!




La semana está llegando a su fin y nos ha dejado una magnífica noticia: nuestro compatriota Rolando Palacios ganó esta madrugada la medalla de oro en los 100 metros planos compitiendo en los Juegos Mundiales Universitarios en Belgrado, Serbia. Con un tiempo de 10.37 segundos, Rolando puso en alto el nombre de Sambo Creek y el de Honduras, conviertiendose en el primer hondureño que logra un primer lugar a nivel mundial, en competencias como esta.


Valdría la pena que la empresa privada Hondureña apoyara el esfuerzo, dedicación y carrera de Rolando, y que no sigan poniendo sus esperanzas solamente en el fútbol.

Con este triunfo, Rolando es merecedor de la primera plana en cualquiera de nuestros diarios!!


sábado, julio 04, 2009

Suspendidos de la OEA

Después de escuchar detenidamente todas las posiciones de los países representados en la 37 Asamblea Extraordinaria de la OEA, en donde se ha suspendido a nuestro país de dicha Organización, no me queda más que expresar mi frustración. Habiendo presenciado en carne propia durante los últimos 3 años y medio, la calidad de gobierno "democrático" del Sr. Zelaya, y en especial, las acciones y decisiones tomadas por él en los últimos días, pienso en este momento y deseo creer no estar equivocada, sobre el tratamiento que estamos recibiendo de parte de la comunidad internacional, el cual considero totalmente injusto. Reitero, que como país merecemos mejor suerte, para bienestar de todos y todas las que amamos esta patria.

¿Qué tan amplio es el concepto de democracia que la OEA dice defender? Que tan coherente y objetiva es la OEA en sus acciones con respecto a los conceptos que proclaman? No lo entiendo, posiblemente por mi escaso conocimiento en el tema. Para ser sincera, nunca había leído la tan mencionada Carta Democrática Interamericana, la cual en su artículo 2, reza lo siguiente:

"El ejercicio efectivo de la democracia representativa es la base del estado de derecho y los regímenes constitucionales de los Estados Miembros de la Organización de los Estados Americanos. La democracia representativa se refuerza y profundiza con la participación permanente, ética y responsable de la ciudadanía en un marco de legalidad conforme al respectivo orden constitucional."

En esta noche histórica, me atrevo a lanzar la pregunta: ¿ Es este el concepto de democracia con el cual comulga Fidel Castro, Hugo Chávez, Daniel Ortega, Rafael Correa, Evo Morales y Fernando Lugo? ¿Cuántos países latinoamericanos cuentan realmente con este modelo de democracia participativa y representativa?

Por el momento, la tarea inmediata de la OEA y del nuevo gobierno de Micheletti (o gobierno de facto), será iniciar las negociaciones que lleven a la mejor solución de este conflicto, evitando a toda costa el enfrentamiento entre los diferentes sectores sociales en Honduras, respetando siempre la libre determinación de los pueblos y el deseo de las mayorías hondureñas. Este nuevo gobierno deberá demostrar al mundo entero que el golpe militar del pasado 28 de junio, a pesar de ser un grave error (tal vez un imperdonable error para muchos), no es más grande, ni más grave que las reiteradas desiciones erradas del ex-presidente Zelaya, mediante las cuales atentaba contra nuestra propia democracia participativa y representativa; decisiones tomadas al fin y al cabo, sin el respaldo de la mayoría del pueblo que le dió el voto y el poder, y que ni ahora ni nunca desean su regreso a la presidencia.

viernes, julio 03, 2009

"Mi derecho termina donde comienza el de otros"


Desconozco el origen de esta frase, pero desde la primera vez que la escuché, decidí adoptarla y ponerla en práctica en muchas situaciones de mi vida; hasta ahora puedo dar fe que la misma me ha brindando más beneficios que problemas.

¿Será totalmente cierto que nuestros derechos llegan hasta donde empieza el derecho de otros? Me atrevería a decir que sí, aunque el mayor problema al final, está en reconocer el derecho ajeno y respetarlo, algo que implica mucha humildad, caridad y sobre todo, una gran cuota de amor.

En estos momentos en que nuestro país se encuentra sumergido en una aguda crisis política (entre otras cosas), percibo que nuestra sociedad está cada vez más polarizada, más dividida, sin deseos genuinos de negociar y mucho menos de concertar una solución al conflicto. Existe una fuerte lucha entre los que están a favor del ex-presidente Zelaya y los que estamos en contra de él y sus convicciones; se ha desarrollado una medición de fuerzas que no nos llevará a ninguna parte. ¿En todo este asunto, habrá finalmente un ganador? ¿Saldremos perdiendo todos, o ganando todos? ¿Quienes pierden más? A estas alturas no lo sé. Mi deseo es que terminemos mejor que antes, por útopico que parezca, y que la decisión que prevalezca, sea la que convenga a las mayorías.

Anoché colocaron una granada de fragmentación frente a una de las tantas franquicias de comidas rápidas que hay en este país (otro acto vandálico más), causando pérdidas materiales a los propietarios y temor e indignación entre la población hondureña. Las calles por las cuales ha marchado la población pro-Zelaya, están totalmente manchadas de grafitti, con mensajes cargados de odio y resentimiento acumulado, que lejos de lograr su objetivo de restituir al ex mandatario, siembran mayor repudio en todos los que sabemos que existen mejores formas de pronunciarse. ¿Era esto necesario? ¿Existían otros mecanismos más efectivos para lograr su objetivo, sin atentar contra el bienestar de muchos?

Creo que mientras no afectemos los derechos del otro, podemos expresarnos y actuar pacíficamente a favor o en contra de cualquier asunto. De lo contrario, acabaremos siendo víctimas de nuestra estupidez, prepotencia y falta de cordura, generando así una sociedad en donde la tolerancia y las diferencias son totalmente inaceptables.
Fotografía tomada de www.elheraldo.hn