.comment-link {margin-left:.6em;}

"La vida es bella, aunque no me creas"

martes, enero 28, 2014

¡Lo que ningún presidente podrá cambiar!



Mi primer post de este 2014, quiero dedicarlo a hablar un poco sobre política. Aún cuando diga que "yo no soy política", eso no es cierto como me dijo una nueva amiga, quien al leer esto, sabrá que la estoy citando; ella me dijo "todos somos políticos", y creo que en gran medida tiene razón.

En las últimas semanas he venido leyendo y escuchando noticias, opiniones de "expertos" y de amigos cercanos muy queridos. Cada quien tiene derecho a desahogarse y a expresarse con vehemencia sobre su afiliación política...este tema es tan apasionante como los deportes, y a la vez, igualmente delicado, pues muchas veces aunque no queramos podemos herir suceptibilidades. Cada cabeza es un mundo y cada corazón un universo, y detrás de cada uno existe una gran historia, sea cual sea, única y generalmente fascinante! Eso es lo que nos hace tan especiales! 

Pues siguiendo con el tema político, ayer no pude evitar sentirme mal al ver tanta división entre nosotros como hondureños y hondureñas, unos muy alegres porque su candidato tomó posesión de su cargo, y otros llenos de odio y malos deseos hacia el nuevo presidente. Tenía que escribir algo, y decidí hace unos poco minutos resumir algunas líneas que acabo de compartir en mi espacio de "Peregrinos JMJ (Jornada Mundial de la Juventud)" que administro en FaceBook:

Feliz tarde amigos peregrinos! Luego de estar un poco desaparecida del mapa, vuelvo a este espacio virtual!

En Honduras empezamos una nueva etapa! Ahora con nuevo presidente!
Y coloco estas líneas entre signos de admiración porque aún cuando no voté por el Sr. Juan Orlando Hernández, todos los Hondureños debemos ver esta nueva etapa con nuevos ojos, por muy cansados, frustrados, dolidos y desencantados estemos.

Como cristianos católicos nos corresponde adoptar una actitud constructiva, propositiva y participativa en la medida de lo posible. Desde nuestras trincheras debemos empezar a sumar y apostar por un mejor futuro para todos. Si los demás buscan su propio interés, nosotros debemos buscar el bien común, pero no dejar de hacer el bien! De lo contrario, no tenemos el derecho de criticar la paja del ojo ajeno!

Honduras necesita mejores ciudadanos y eso no depende exclusivamente del nuevo presidente! Si no deseamos hacer nada por caprichos o egos mal enfocados, al menos incluyamos en nuestras peticiones a los nuevos gobernantes. Dios con su gracia puede hacer cambios en todos, y cambios radicales. Mi vida es prueba de ello!

Animos amigos! La división, el insulto, la falta de tolerancia y el pesimismo, no nos llevará más allá de lo que hasta la fecha tenemos como país!

Que tengan una feliz y bendecida tarde/noche!


Creo firmemente que lo que ningún presidente podrá cambiar sin nuestra ayuda, es nuestra actitud ante las situaciones, sean buenas o malas, favorables o adversas, causadas por nosotros o no. ¡Honduras merece mejor futuro, y todos somos responsables de este gran reto!

Fotografía: Tomada de Portada Diario El Heraldo, 27 de Enero de 2014