.comment-link {margin-left:.6em;}

"La vida es bella, aunque no me creas"

sábado, marzo 24, 2012

El poder de las palabras


Hemos escuchado que la información es poder. Sin embargo, estoy convencida que de igual forma, o mucho más poderosas, son nuestras palabras! Bien dichas o bien puestas, las palabras abren puertas y caminos para lograr cualquier objetivo o proyecto que nos propongamos. En contraste, mal  dichas o pronunciadas, con tonos inadecuados, pueden ser la causa de situaciones desastrozas en nuestras relaciones personales.

Quién no ha sufrido por haber hablado de más, o por haber comentado algo en un momento inoportuno, u ofendido o herido a alguien, sin quererlo? La verdad es que las palabras no se las lleva el viento, sino que quedan grabadas en las mentes de nuestros interlocutores, o lectores, y son tan poderosas, que pueden cambiar sentimientos y actitudes. Esta entrada la estoy escribiendo gracias a este video que me encontré accidentalmente, y me ha hecho reflexionar sobre el poder de nuestras palabras:




Como seres humanos, andamos por el mundo, cargando nuestros problemas, pesares, alegrías, miedos, y un sin fin de sentimientos que muchas veces ni nosotros mismos comprendemos. Nos cuesta conocernos, y mucho más darnos a conocer de manera transparente y sincera. Tememos no ser aceptados por ser quien realmente somos! Y en este proceso de conocimiento mutuo, la comunicación es fundamental. Las palabras son imprescindibles!

En lo personal, me encanta platicar con la gente, pero he llegado a la conclusión que es muy importante saber escuchar, tener paciencia y caridad para escuchar. Sólo así podré evitar malos entendidos y dejar de herir a quienes más amo. Sólo así podré articular palabras capaces de levantar ánimos caídos, y cambiar llantos por sonrisas.

lunes, marzo 19, 2012

Día del padre sin papi!


Mi mirada se perdió en el charco de sangre; el periódico a un lado, y los casquillos de bala alrededor, eran los únicos testigos de esa terrible tragedia a plena luz del día! Las once y pico de la mañana! Las once y pico, y en Las Lomas del Guijarro, en el parqueo de un edificio de oficinas! Si esto pasa en esta zona, pensé, estamos perdidos. Su cuerpo inherte ya había sido recogido y llevado al hospital público, pero pocos hombres resisten 7 balazos en su cuerpo. Murió en el camino, me contaron, era casi imposible que se salvara. Imagino sus últimos momentos, probablemente balbuceando sus ganas de vivir, de seguir luchando por su esposa e hijos. Apenas unas cuantas horas atrás le había saludado y deseado un feliz día del padre! Lo noté serio y muy callado, como pensando en algo importante. Me pregunto si habría pensado en que hoy sería su último día, o tal vez estaba muy agotado por el turno de 24 horas continuas que debía terminar. Le tocaba los lunes!


La única vez que hablamos más del acostumbrado “buenas noches”, fue para escucharlo decir que era católico y me había visto en el 48! Ronald era vigilante y me sorprendió saberle cristiano católico. En su círculo se escuchan noticias y rancheras, partidos de fútbol, pero nada más. Nunca lo hubiera imaginado viendo el canal católico. Creo que lo que realmente me sorprendió fue la alegría con la que admitió ser católico. Prometí comprarle un libro sobre catequesis, pero nunca lo hice…ahora ya es muy tarde!


Al igual que Ronald Sánchez, me imagino que hubo otros tantos que hoy no celebraron el día del padre en Honduras, no sólo por causas naturales, sino por motivos criminales. Hoy recordaba con nostalgia a mi padre, quien ya no está con nosotros. De ahora en adelante, recordaré también a Ronald, cuya sangre derramada no pude ver con indiferencia, como generalmente lo hago, al ver a otros en las primeras planas de los diarios.


Fotografía tomada de elpatriota.hn