.comment-link {margin-left:.6em;}

"La vida es bella, aunque no me creas"

jueves, junio 29, 2006

Enfermedad del Nuevo Milenio


"Cada vez estoy convencida de que la carencia de afecto es la peor de las enfermedades que pueda soportar un ser humano" (B. Teresa de Calcuta)
Hago alusión este día al pensamiento que mi agenda tiene para hoy jueves. Con esta frase, la Madre Teresa de Calcuta me ha hecho reflexionar sobre nuestro entorno (y esta vez se refiere, pienso yo, al entorno mundial).Casualmente, esta misma semana estaba escuchando a Monseñor Rómulo Emiliani hablando sobre la gran enfermedad de nuestros tiempos. No estaba refiriéndose ni al cáncer ni al SIDA, sino a la falta de amor que existe entre los seres humanos, y muy especialmente a la falta de exteriorización, comunicación, o demostración del mismo.
Y es que sin duda alguna como nos cuesta decir "te quiero", "me importas", "te necesito", "eres alguien especial" o cualquier otra frase afectiva, que para la mayoría de las personas puede resultar cursi o rídicula. Estamos bien programados para no expresar nuestro cariño, afecto, amor o simpatía por los otros, por nuestro prójimo más cercano, e inclusive por nuestra misma familia.
Creo es que muy importante y a la vez muy sano para nuestra alma, deshacernos de paradigmas o esquemas que nos impiden ser realmente genuinos y expresar lo que pensamos y sentimos. Estamos demasiado pendientes de lo que piensan los otros; el miedo al rechazo es grande y nos aterra saber que "podemos hacer el ridículo". Optamos por callar y no hablar en el momento oportuno, preferimos no tomar partido ante una situación y no expresar claramente nuestras posturas, nuestros gustos o disgustos, nuestro sentir; en conclusión, dejamos de ser nosotros mismos y vivimos continuamente portando máscaras y vistiendo corazas para esconder nuestro verdadero yo. Trabajamos para estar protegidos de cualquier "dolor". Nos da mucho miedo exponer nuestro corazón, entregarnos, darnos sin esperar nada a cambio. El pensamiento generalizado es que la posibilidad de salir "lastimados" o de ser "defraudados" es alta.
Que pena tan grande la de ser rechazado o no correspondido, la de recibir una mirada o actitud indiferente, la de ser odiado (más de alguna vez he sentido este tipo de pesar). Igual pena puede causar el no escuchar palabras de amor, de ternura, de agradecimiento, de apoyo, de empatía, de confianza. Entonces para que estamos en este mundo? No se supone que debemos dejar huella y trascender? La oportunidad está aquí y ahora. Con amor y expresiones del mismo, podemos hacer del ambiente que compartimos, un mejor lugar para vivir!

miércoles, junio 21, 2006

El mejor regalo del día

Dicen por ahí que nadie regala lo que no tiene, es algo así como decir : “no le pidas manzanas al palo de mango”. Esta tarde después de mi acostumbrado almuerzo en casa, me encontré con una anciana que se encontraba pidiendo limosna en el camino. En un país como el nuestro (donde 80% de la población es pobre), todos y todas podrían pensar que este tipo de cuadros o escenas ya forman parte de nuestro paisaje o entorno cotidiano, y que prácticamente estamos muy acostumbrados a ver tanta pobreza, o inclusive indigencia. Sin embargo, esta vez fue completamente diferente para mí. Aquella anciana reflejaba el cansancio de más de 85 años y el trabajo de más de 70. Sentada en una rústica piedra, con sus flacas piernas abiertas, dejaba ver claramente la desnutrición acumulada en su cuerpo (posiblemente no pesaba ni las 80 libras), su cabello color gris enmarañado y sucio, demostraba el andar y rodar de varios kilómetros de calle, cuando apenas estaba empezando la tarde. La carne color ceniza, pegada a sus huesos, confirmó una vez más su estado de desnutrición. Lo único que la acompañaba era un bastón de palo y unos cuantos trapos (posiblemente para limpiar el poco sudor que podía transpirar). El verla me impactó de inmediato; en ese momento no pude concebir como una hija de Dios, estaba allí en ese estado, completamente sola y totalmente enferma. Me acerqué y le pregunté su nombre. Volvió su vista hacía mí y me atrapó con su mirada; a pesar de sólo tener su ojo derecho sano, me atrapó. El ojo izquierdo era color blanco, por lo que asumo, estaba cubierto por catarata. Por si no fuera suficiente aquel cuadro, pude deducir además que estaba algo sorda o loca, pues no dejaba de hablar sola, y todavía no respondía cual era su nombre. Me dijo ”sí así es hija, necesito dinero para comprar comida y ya casi no puedo caminar”. Insistí en preguntar su nombre y me saqué un pinche billete de 10 lempiras. Finalmente, y como si el billete fuera su mejor incentivo, se incorporó y empezó a dar pequeños pasos hacía mí. Pregunté su nombre por tercera vez, y en un balbuceo salivoso, logré escuchar “María”. A medida se acercaba a mí, no despegué mi mirada de la suya, y en un instante supe que lo único que le faltaba a aquella mujer, era dinero. Por alguna razón que desconozco, esa anciana, sin decir nada, me transmitió paz y felicidad. En poco segundos, me dio lo que mucha gente no tiene en este mundo tan agitado. Decidí de inmediato que al darle el billete, tenía que tocar su mano. En un intento torpe por tomar el billete, finalmente alcanzó mi mano. Le entregué el billete de 10, la toqué y me sonrió. Finalmente me dijo : “Que mi Cristo la proteja de esos hombres que andan en la calle” Me retiré, y con la sonrisa de María grabada en mi cabeza, supe una vez más, que el dinero no es todo en esta vida.

jueves, junio 08, 2006

Felicidades Ahijado!


Es interesante ver como los niños y niñas se mueren de las ganas por ser mayores y llegar pronto a la adultez. Creo que es la única etapa de la vida cuando deseamos tener más años; especialmente si somos niñas (ya después las mujeres nos empezamos a quitar los años)...puede ser que los varoncitos también pasen por lo mismo (aunque no conozco de ningún hombre que al llegar a adulto se quite los años).

En el caso de mi ahijado que recién cumplió sus 5 años el día de ayer, sucedió este fenómeno: estaba desesperado por llegar a esa edad, y me lo recordó desde el domingo pasado. El día exacto de su cumpleaños se lo pasó de lo mejor.

Que pasa cuando llegamos a los 30? o ya después cuando alcanzamos los 40? Inclusive conozco gente que no le gusta celebrar su día de cumpleaños (y la crisis económica no es el problema). Es curioso verdad?

lunes, junio 05, 2006

Como agua de Mayo?...Innundaciones y Mundial.

Es Junio y finalmente empezó a llover en Tegucigalpa. Ya veremos vestidos de verde todos los cerros que nos rodean y las áreas "verdes" que tenemos (que realmente son pocas). La tan deseada agua de mayo, nunca la vimos en todo su esplendor como en años anteriores. Ya no llueve como antes y Mayo se fué en blanco! Ahora dicen que es el fenómeno de "La Niña" el que nos afectará. Yo creo que la tala desmesurada y la quema del bosque, son los culpables (por no decir nosotros mismos, torpes y estúpidos) de las altas temperaturas. Lo peor de todo es que no parece que aprendemos con el pasar de los años, y seguimos quemando y talando...lo más seguro es que pronto, muy pronto, el abastecimiento de agua en la capital, será un gran privilegio para unas cuantas colonias y barrios. De hecho ya lo es... El resto, estaremos condenados a comprar agua o comprar grandes depósitos para poder almacenar la poca que recibamos. Tengo entendido que son muchas las colonias sin servicio de agua potable y alcantarillado. Allí el agua es un verdadero lujo y el negocio de los vendedores del vital líquido es REDONDO.
En nuestra querida Tegus, sufrimos la época "polvosa" con altas temperaturas y enfermedades respiratorias debido a los preocupantes niveles de contaminación (humo y mas humo, de carros y quemas). Y ahora, en esta época "lodosa", mucha gente está en peligro de derrumbes e innundaciones (algunas de éstas debido a la misma irresponsabilidad de los ciudadanos por tener las calles atascadas con basura). Pronto empezarán a llenarse los hospitales por enfermedades gastrointestinales...dicen que cuando se revuelven las aguas, el pringapie abunda!
Todos los años es el mismo bla, bla, bla...ahorita que llegue a casa, el tema de los noticiarios será las innudaciones. La primera plana de "La Tribuna" ya nos vino este día con la misma canción de años anteriores.
Al final, siento que estoy viviendo en un círculo demasiado vicioso, en donde los problemas, desde que tengo uso de razón, en el fondo han sido los mismos. ¿Qué nos pasa a los Hondureños y Hondureñas? ¿Hasta cuando seguiremos dormidos en nuestros laureles? ¿Cuando empezaremos realmente a demostrar nuestro patriotismo? Lo más seguro es que mis preguntas se queden sin respuesta...viene el mundial y lamentablemente el fútbol y la cerveza son más importantes.