.comment-link {margin-left:.6em;}

"La vida es bella, aunque no me creas"

martes, julio 18, 2006

Primer dia en Manhattan

Ciertamente esta isla-ciudad considerada como una de las más cosmopolitas del mundo, y catalogada por muchos como “la capital de mundo”, es una ciudad como pocas, de muchos contrastes, tal y como el mismo cantautor Facundo Cabral la describe: “Donde se junta lo mejor y lo peor” (mis disculpas si no es Cabral al que pertenece esta frase, es probable que me equivoque) . Me quedaban 3 días más de visita y me propuse sacarles el jugo, tomando en cuenta el ajustado presupuesto que tenía, el tiempo, el poco conocimiento sobre sus calles y avenidas, y el tipo de transporte que tendría a mi disposición (bus y metro). Dudé más de una vez sobre mi estado físico, ya que el calor era intenso (36 grados más el vapor y calentamiento de las calles) y para ser sincera la edad sí cuenta cuando de caminar y correr se trata. Con mapas en mano (tanto de calles y avenidas, como del sistema de trenes y metros) y mochila al hombro, me dispuse a recorrer y disfrutar de esta inmensa ciudad, en donde muchos se pierden y se sienten como un granito más, en medio de millones de personas que diariamente viven, trabajan o simplemente la recorren (después del DF en México, es la más poblada en Norteamérica). Decidí enfocarme en Manhattan, ya que es la parte más visitada, la que generalmente se conoce como “Ciudad de Nueva York”, aunque la ciudad realmente está formada por más distritos (Bronx, Queens, Brooklyn y Staten Island).

El día de ayer cubrí la parte baja de la isla o “Lower Manhattan” como le llaman. Aquí inició todo, cuando desde los años 1,600´s llegaron franceses, holandeses e ingleses...y hasta la fecha hay inmigrantes de todas partes del mundo. Esta ciudad fue la primera capital de Estados Unidos al ratificar su Constitución en 1788. Hoy en día, se encuentran en esta parte los edificios más antiguos de la ciudad, el centro financiero más importante del mundo, el edificio municipal y la estación de ferri (South Ferry) que conecta a Manhattan con las Islas Staten y Ellis (por donde miles de inmigrantes europeos entraron por vez primera a Estados Unidos). Adicionalmente en esta zona se encontraban Las Torres Gemelas (World Trade Center) derribadas el 11 de septiembre del 2001 y en donde actualmente se está preparando el terreno para la construcción de la Torre de la Libertad (Freedom Tower), la cual se espera ver finalizada en el año 2010.
En el primer día de recorrido esta ciudad me dejó muy buenas impresiones en cuanto a su arquitectura, ornato (al menos en el Centro Financiero de Wall Street) y seguridad (la cual ha mejorado muchísimo desde 1990). Sin embargo, la gente aquí se la pasa corriendo. El ritmo de vida que llevan, no es para mí. Me quedo con mi Tegucigalpa.
Vista Panorámica desde el Muelle 11 (Pier 11) en el extremo este de Wall Street. Al fondo se aprecia Brooklyn. Mucha gente sale a tomar el sol a la hora del almuerzo. En realidad he notado que cualquier lugar en donde haya espacio para sentarse, es bueno para tomar el café o comer algo.

NYSE (Bolsa de Valores de Nueva York): Esta es su fachada principal, en donde diariamente se mueven los más grandes capitales del mundo.


Federal Hall: Aquí fue juramentado como primer Presidente de los Estados Unidos de América, el Sr. George Washington en 1789.


Aquí se encontraba el World Trade Center. Esta es la "Zona Cero" (Ground Zero), en el espacio que se ha dejado como tributo a las personas que fallecieron en el atentado terrorista. Abajo se encuentra la estación de trenes que conecta New Jersey con Manhattan (Conocida como "PATH"), ahora completamente remodelada.

La lista de personas que fallecieron en el atentado, es bastante grande. Aquí aparece parte de la misma, en la "Zona Cero" , visitada diariamente por miles de personas (locales y turistas). Igualmente se presenta en este lugar, una recopilación cronológica de los hechos sucitados durante el atentado.


Este portón es el que rodea la zona en donde antes se encontraba el WTC. Esta es solamente una parte de la zona que está protegida (aprox. 600 metros cuadrados), con policías las 24 horas. Antes de septiembre 11, 2001, el edificio que se aprecia al fondo no se podía observar. Como verán, el vacío que dejó en WTC es inmenso.


Vista panorámica de Lower Manhattan (parte sur de la isla), tomada desde el Empire State. Lamentablemente en este tiempo de verano, la contaminación y bruma impiden una mejor visibilidad.

lunes, julio 17, 2006

La Bella y la Bestia: Espectacular!!

Ayer estuve por primera vez en un teatro de Broadway y realmente tenía muchas expectativas con respecto al show que estábamos a punto de presenciar. Venir a esta ciudad y no asistir al teatro es un pecado mortal. Recordé tristemente como perdí la oportunidad de ver “Los Miserables” en 1993 cuando todavía era estudiante universitaria, simple y sencillamente porque no tenía la plata para comprar el boleto. Afortunadamente ahora tengo mi trabajo para costarme este tipo de “gustitos”, como dice mi mamá. En esta segunda visita a Nueva York, vine con algo de dinero y estaba dispuesta a gastarlo inteligentemente, en actividades que alimentan el alma y la mente. Sin embargo, Lis me invitó a ver “La Bella y la Bestia” y que cosa mejor. Me mostré sumamente agradecida y entusiasmada. La fila era inmensa; nunca imaginé que las presentaciones de matiné se llenaran tanto. El teatro Lunt-Fontanne estaba completamente abarrotado. No era para menos, los 9 premios Tony que han sido otorgados a la obra, más los reconocimientos que han obtenido en otros países como ser Canadá, España, Inglaterra, Australia, Brasil y Japón, constituyen la mejor carta de presentación para cualquier amante del teatro. Más de 24 millones de personas alrededor del mundo la han visto, desde sus inicios en 1994 hasta la fecha. Sólo en Broadway ha sido presenciada por más de 6 millones de personas.

Por un momento pensé que por tratarse de una obra basada en la película de Disney, y por ende dirigida principalmente al público infantil, no me llenaría mucho...error garrafal el de subestimar a la niña que llevo dentro. Iniciamos puntualmente y a lo largo de los dos actos con casi 2 horas de duración en total, la experiencia fue espectacular, exquisita, perfecta. La actuación (hablada, cantada, bailada), la orquesta sinfónica, la música, el maquillaje, los efectos especiales, las luces, los montajes, la utilería, el vestuario, etc., todo de manera integral fue increíble! Cada centavo pagado valió la pena. Las emociones, los recuerdos, las risas y el llanto de emoción, esas se vienen conmigo, me las llevo dentro, perdurarán
por muchos años (eso espero) y lo mejor de todo, es que no tienen precio!

domingo, julio 16, 2006

Encuentro con Rosalba Zepeda


En este viaje me he sentido sumamente bendecida. Ayer llegó a Kearney Rosalba Zepeda, otra gran amiga quien al igual que Lis ha decidido venir a residir en Estados Unidos. Para este encuentro, Rosalba viajó desde Maryland manejando por tierra por un espacio de 4 horas. Al llegar aquí, compartimos cena en un restaurante Peruano de la Avenida Kearney, y como era de esperarse, nos pusimos al día. Pedimos pescado en escabeche ella, y Lis;yo e Hiran (amigo de Rosalba)en cambio, optamos por res a la plancha. Al igual que Lis, lo que más extraña es la familia y las amistades. Dice no querer regresar a Honduras por el momento. A mí, esto todavía me suena raro...aquí en Estados Unidos se gana plata y otras cosas, pero también se sacrifica mucho.

Por la noche, estuvimos platicando largo y tendido en el apartamento de Lis.

Ya hoy domingo, fuimos a Manhattan nuevamente...el tedio y dificultad para encontrar parqueo, nos robó más de 1 hora de nuestro valioso tiempo. Estabamos por entrar con Lis al Teatro Lunt-Fontanne de Broadway a ver "La Bella y la Bestia". Rosalba tenía que regresar y tuvimos que despedirnos. Me sentí muy mal por el poco tiempo compartido...sólo me dijo que así son las cosas y que en este país se tiene poco tiempo. Espero que Dios nos permita volvernos a ver.

sábado, julio 15, 2006

Noche del Viernes en el Village



Ayer a la medianoche fuimos a la zona de Greenwich Village en Manhattan, la cual se caracteriza por contar con muchos centros nocturnos, bares, cafés y restaurantes de todos los tipos imaginables de comida (desde hot dogs hasta restaurantes gourmet). Lo que más tiempo nos tomó fue encontrar parqueo (es mucho más dificil que en Tegucigalpa); por otro lado, el parqueo pagado es carísimo (desde $7.00 en adelante la hora).

Cruzamos desde New Jersey a Manhattan a través del famoso tunel Holland. Dicho tunel cruza el río Hudson bajo agua y conecta estos dos sectores. El recorrido es de aprox. 10 minutos a una velocidad de 80 km/hora. Lo que más curioso me ha resultado de este tunel, es que presenta curvas en algunos tramos. La lógica me dicta que si se encuentra bajo agua, habría sido más fácil elaborar un tunel completamente recto. Sin embargo es sorprendente saber que cuando estamos en el tunel, vamos por debajo del Hudson. por factores de seguridad no se permite el uso de cámaras de video o fotografía. Lis me comentó que después de septiembre 11, era prohibido cruzar el tunel sin ningún acompañante en el vehículo. Además de este tunel, existe el tunel Lincoln, que también conecta a Manhattan. Dicen que cada día, cerca de 8 millones de personas entran y salen de Manhattan por alguna de las vías existentes (bus, carros, trenes, ferris, metros).

Una vez estacionadas, nos dirigimos al famoso CAFE WHA? En este cafe, iniciaron sus carreras Jimi Hendrix, Bruce Springsteen, Kool and the Gang, Bill Cosby, Richard Pryor, entre otros. El lugar estaba repleto y tuvimos la suerte de encontrar muy buenos asientos, justo enfrente de la banda. Sin ambargo, compartimos mesa con otro grupo de 4 chicas (a pesar de no estar muy de acuerdo, la administración del bar, dispone de los asientos y la gente se sienta en donde hay lugar). Pedimos un par de Heinekens y un plato de alitas de pollo picantes. El show inició puntualmente, con interpretaciones de grupos de rock norteamericanos. A lo largo del show, se incluyeron además temas latinos y varias canciones de Bob Marley. Nos dieron las 3 de la manana escuchando a esta banda, la cual se ganó los aplausos y ovación de todos (la mayoría turistas tanto gringos como extranjeros).

Al salir de CAFE WHA? fuimos a dar un paseo por la Avenida de las Américas (Sexta Avenida) y luego bajamos por la Quinta Avenida (en donde se encuentran las tiendas más cariñosas de Manhattan). Esta ciudad nunca duerme; en nuestro recorrido pude obervar mucha gente trabajando, tal y como si fuera pleno día. Al finalizar nuestro recorrido, regresamos a Kearny y para entonces, el reloj ya marcaba las 5 de la mañana. Fue una noche inolvidable, en donde la buena compañía y conversación de mi amiga, ocuparon el primer lugar.

viernes, julio 14, 2006

Camino a Kearney, New Jersey


Han pasado seis años desde la última vez que vi a Lis Figueroa, una gran amiga con quien hemos compartido penas y alegrías, desde nuestros años jóvenes en la UNAH, y algunos años de vida laboral en Tegucigalpa. Parece que fue ayer cuando estaba despidiendo a Lis en el aeropuerto Toncontín...un poco después que el Huracán Mitch azotara nuestro país. Originaria de Siguatepeque, esta amiga querida ha optado por ver realizados su sueños y metas en este país, al igual que miles de catrachos que han venido a "gringolandia".

Ayer a la medianoche, toqué suelo Norteamericano. Después de casi 6 horas de vuelo y un par de kilómetros de caminata en 2 aeropuertos, estoy aquí, en Kearney, muy cerca de Newark (una de las ciudades más grandes de New Jersey). Tenía más de 2 años de no visitar Estados Unidos y veo que la brecha que existe en desarrollo y tecnología, entre los de aquí y nuestra Honduras, es cada vez más grande (afortunadamente hay otros aspectos y ventajas de Honduras, que no los cambio por nada). Sin embargo, a pesar de los años, es hermoso saber que nuestra amistad con Lis está intacta; al menos así lo he sentido. Al salir del aeropuerto, fuimos a un "diner" y realizamos nuestro primer brindis...ponernos al día y recordar viejos tiempos fue el tema principal. Después regresamos al apartamento y seguimos platicando. Sin darnos cuenta del tiempo, nos dieron las 3 de la mañana del día de hoy.

Me levanté a las 10:30 de la mañana. Mi primer día lo he dedicado a caminar. Siempre es mi costumbre familiarizarme con el entorno, y ver que cosas nuevas e interesantes resultarán. Según lo que me ha comentado Lis, en Kearney y otros pueblos adyacentes, residen muchos peruanos, brasileños, portugueses, y por supuesto, gringos. Inicié mi caminata a lo largo de la Avenida Kearney a las 11:45, justo cuando el calor estaba de lo mejor(tal vez unos 38 grados). La arquitectura es sencilla y bonita. Muchas de sus viviendas me han recordado algunas construcciones del barrio frances en New Orleans. Aquí hay de todo, a pesar de ser un pueblo pequeño, pero lo que más predomina en esta avenida, son los negocios dedicados a las uñas acrílicas y manicures. Los restaurantes de comida peruana y brasileña están a la orden del día. Como siempre, el orgullo latino de los que viven aquí, se deja ver y sentir. La seguridad en las calles es desconcertante, pareciera que estamos en un parque de atracciones (no hay riesgo de ladrones ni nada por el estilo). El ornato e higiene de la zona, es envidiable. La gente, es la diferente...algo falta...al menos el día de hoy he extrañado conversar con alguien desconocido...pero cada quien está en su afán.

Regresé al apartamento cansada, nuevamente me culpo por no hacer el ejercicio que debería. Ahora me encuentro esperando a Lis, para más tarde ir a Manhattan y pasar otra noche inolvidable.