.comment-link {margin-left:.6em;}

"La vida es bella, aunque no me creas"

miércoles, marzo 01, 2006

El alcohol y el volante no se mezclan

Estoy ahora de regreso en este espacio, con la mala noticia de que el domingo pasado en la madrugada, tuve un accidente de lo más desagradable cuando regresaba a mi casa, luego de darle la bienvenida por su retorno a Honduras, a un amigo muy apreciado. El sujeto con el que choqué (de quien ahorita me reservaré el nombre), tuvo el descuido de robarme la vía y doblar de repente a la izquierda, lo que ocasionó que yo fuera a colisionar con su vehículo. Para colmo de males, él estaba completamente ebrio. Por solicitud de sus familiares accedí a que figurara en el reporte de tránsito otra persona, con el fin de no afectarle, y por supuesto, de garantizar la reparación de mi vehículo por cuenta de la Aseguradora.

El día de hoy tuve la citación en tránsito y el veredicto fue a favor mío. El gran problema que ahora tengo, es cómo resolveré mi movilización y gestiones de trabajo, ya que laboro en ventas y es mi responsabilidad movilizarme a donde los clientes y prospectos. Todavía no llego a un acuerdo que sea satisfactorio para mí en este sentido. No desean indeminizarme con los gastos de transporte en taxi, ni alquilarme un vehículo. Me han expuesto el préstamo de un vehículo con la condición de que yo me haga responsable del mismo. Pregunto : Por qué hacerme responsable por la irresponsabilidad de otro? Hasta donde llega el compromiso moral de las personas hoy en día? Por qué corremos a la hora de poner la cara y resolver los problemas de una forma seria y adulta? Ya veremos como se resuelve todo esto y si el sujeto con quien tuve el percance, es realmente responsable. Cómo creen que terminará todo???
En la foto podrán observar el Ford Ranger en que me transportaba...yo me quedé con la peor parte. Su vehículo un Toyota HiLux doble cabina sólo sufrió daños en la puerta y guardafango izquierdo (lado del conductor).

1 Comments:

  • Estimada Irina, este asunto es serio y lamento mucho lo que te sucedió, por lo que leo deduzco que no saliste lastimada en el accidente, gracias a Dios. Un bolos al volante es capaz de llevar a la tumba a personas inocentes o, al menos, dejan víctimas lisiadas de por vida. Por fortuna este no parece ser tu caso.

    Creo que la persona responsable del accidente no sólo debería de pagarte los daños que sufrió tu vehículo, también tendría que compensar todos los daños derivados ocasionados por la falta del mismo. Creo que los abogados llaman a este reclamo como: “demanda por daños y perjuicios”.

    Saludos y cuídate de los bolos.

    By Blogger David Morán, at 1:13 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home