.comment-link {margin-left:.6em;}

"La vida es bella, aunque no me creas"

miércoles, marzo 22, 2006

El precio del aprendizaje y las buenas lecciones

Prometo no volver a referirme a la colisión ocurrida con mi vehículo; este será el último post sobre tan desagradable percance. Ya han pasado más de 3 semanas y mi carro sigue sin ser atendido por algún taller. Simple, no tengo cheque de parte de la Aseguradora Seguros Atlántida (la más lenta de Honduras), y sin cheque en mano, no hay nada. Mi paciencia ya superó estas situaciones, así que de ahora en adelante podré aguantar cualquier cosa ...para eso estamos hechos los catrachos y catrachas, para aguantar los peores servicios y aún así terminar pagándolos y no decir nada (porque si lo haces, te va peor). Por otro lado, el tipo con el que choqué (no deseo ni recordar su nombre), se portó de la forma más irresponsable, negligente y mañosa posible...de todo hay en esta viña del Señor.
Si estuvieramos en otro país, de repente la cosa fuera diferente (que va, en todos lados hay gente mala)...para que seguir soñando, estamos en Honduras, en donde todo se puede y todo se vale, al final las personas que obran de buena fé, salen perdiendo y lo único que nos queda es la certeza de una buena compensación por Aquel que todo lo ve, todo lo sabe y todo lo puede. Que conste, lo menos que quiero es quejarme de mi bella Honduras, pero tengo que admitir, que nuestras leyes a veces no funcionan como deberían. El papel aguanta con todo, pero la realidad es otra.
Estas lecciones son las mejores de la vida mis queridos amigos y amigas, no se aprenden en ninguna universidad y cuestan caro...yo ya he pagado mucho, inclusive situaciones que no me esperaba...quien lo iba a pensar, a raíz de un choque relativamente pequeño, se derivaron situaciones que me quitaron la paz y la tranquilidad.
Lecciones:
1. Nunca se preste para "ayudar" a alguien que colisiona contra usted, cuando esta persona se encuentra en estado de ebriedad. Los borrachos, deben pagar su irresponsabilidad. Que se los lleven presos y que les quiten la licencia. Luego se les demanda por daños y perjucios.
2. Si le prometen cielo y tierra, desde ya le aseguro que le quieren tomar el pelo. No hay almuerzo gratis como dicen los gringos.
3. Todas las gestiones, acuerdos, reclamos, etc. manejelas por escrito. Las palabras se las lleva el viento. Hasta el asunto más insignificante, manejelo por escrito. Esto hágalo con el dueño del vehículo que le colisionó, con la aseguradora y con los corredores de seguros si es el caso.
4. Inmediatamente consiga un abogado para asesorarse. No se deje intimidar y haga valer sus derechos.
5.Si cuenta con una cámara digital, haga uso de la misma o llame a un amigo o familiar que tenga alguna. Tome fotografías de todo, del vehículo, de quien le colisionó y si tiene testigos, pida que le apoyen en su citación de los juzgados.
6. Tenga paciencia, no se desespere, aún cuando usted tenga la razón.
7. Cuando en el taller de la aseguradora estén realizando un recuento de los daños de su vehículo, hágase acompañar por un mecánico de su completa confianza. Asegúrese de que han tomado todos los daños y que no se les haya escapado nada.
8. Recuerde que la aseguradora de la persona que le afectó al chocar su vehiculo, sólo le resuelve los daños ocasionados. Los perjuicios (pago de transporte, pérdidas de tiempo,llamadas telefónicas, y dolores de cabeza) no se los pagan ellos. Para esto, debe entenderse con el dueño del vehículo. El que manejaba no le resolverá nada.
9. El cinturón de seguridad sí salva su vida. Ya con esta experiencia, lo tengo comprobado por segunda vez!
10. Si después de todo, sale perdiendo su dinero, dele gracias a Dios que su vida todavía la tiene...esa no tiene precio.

1 Comments:

  • Gracias por los consejos, no hya nada como aprender de la experiencia de los demás.

    By Blogger David Morán, at 9:46 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home