.comment-link {margin-left:.6em;}

"La vida es bella, aunque no me creas"

domingo, mayo 22, 2011

Decir adiós, nunca es fácil.

Hoy empezamos a preparar el adiós de Mauri. La misa de cuerpo presente estuvo magnífica; la sentí muy solemne a pesar de la sencillez y austeridad de nuestra parroquia. Lourdes, Ana Lucía y Carolina llegaron hoy desde Estados Unidos. La mezcla de dolor, desubicación, shock y vacío es incomparable en momentos como éste.

Después de la misa hemos trasladado el velatorio a casa de mi abuela. La experiencia de solidaridad y caridad que se vive entre los vecinos, amigos y familiares es enriquecedora. Hasta el más pequeño apoyo o ayuda es grande y se aprecia como algo que no podemos pagar con dinero!

Mañana será el sepelio si Dios nos lo permite, y finalmente daremos ese adiós al cuerpo físico de Mauri. Es curioso porque para los que creemos que esto apenas es el inicio de una vida mejor, estamos seguros que desde el cielo, ya contamos con alguien más que nos cuida e intercede por nosotros!