.comment-link {margin-left:.6em;}

"La vida es bella, aunque no me creas"

miércoles, mayo 17, 2006

Utila a la vista!

Por primera vez en Utila, después de tantos años deseándole visitar.



Este es el famoso Utila Princess, principal medio de transporte de los visitantes a la isla.



Esta fotografía fue tomada a nuestra llegada, desde el Utila Princess. Más allá al fondo se agrupa la gente en espera de visitantes turistas o familiares.




Una de las calles principales de Utila.




Esta es la fachada del Hotel Colibri Hill.
Así como lo ven, estoy en Utila!!...después de tantos años, este pedacito de tierra en nuestras hermosas Islas de la Bahía, ha dejado de ser desconocido para esta servidora.
Llegué apenas ayer, después de un movido trayecto en ferri desde la ciudad de la Ceiba (muelle de Cabotaje para ser exacta). Como nunca antes había tenido una experiencia similar, creí que lo movido del oleaje era completamente normal (nada apto para personas delicadas del estómago o que padecen de mareos). Fuí informada que debido a la lluvia de la noche anterior, la marea estaba un poco más alta que lo usual. Por otro lado, me dijeron que el trayecto de ida a Utila es más movido que el regreso hacia Ceiba.
El ferri Utila Princess estuvo de maravilla: la salida fue un poquito retrasada, debo admitirlo, pero lo más importante para mí era la calidad del servicio. Por Lps.425.00 (sólo de boleto de ida), se tiene derecho a un transporte seguro y cómodo. El ferri cuenta con 2 secciones, una con full extras (aire acondicionado, TV, asientos acolchonados y confortables inclusive para echar la siesta) y la otra expuesta al sol y al aire libre (para los que prefieren broncearse y dejarse acariciar por la brisa marina). Decidí viajar en ésta última sección y contemplar el mar, deseaba saber lo que se siente estar rodeada por agua en su totalidad...se llega a un punto en que no se ve tierra por ningún lado! Después de 1 hora de viaje, llegamos a Utila en una mañana gris, pero con aguas relativamente calmas entre más nos acercabamos al pequeño muelle. La llegada del ferri, resulta ser fiesta para muchos: los que esperan turistas, amistades o simplemete contactos de negocios. El ferri además de transportar pasajeros, también transporta carga. Todo lo que existe en Utila para consumo o uso es un poco más caro debido al flete que se ha pagado desde tierra firme.
Al desabordar me dirigí sin rumbo fijo, como toda buena turista, a buscar un hotel que estuviera acorde a mi presupuesto y como era de esperar, a mis estándares de higiene y seguridad (ya que no es lo mismo viajar sola que en grupos). En las pequeñas calles de esta Isla se circula mayormente en pequeñas motos (scooters), bicicletas o carritos de golf. Los lugares para rentarlos son varios, pero debido a lo sedentaria que usualmente es mi rutina, preferí caminar y sudar las libritas extras que vengo almacenando desde Semana Santa. Finalmente me decidí por el Hotel Colibrí Hill el cual es administrado por una pareja de canadienses. Este hotel posee la única piscina de agua dulce en la Isla, las habitaciones son sencillas y la vista es espectacular.
Utila es una isla en donde la gente no corre ni se asfixia por el stress...estoy convencida que los Utileños viven más años. La gente es muy alegre y relajada. No hay que preocuparse por lucir nada o pretender ser o tener lo que no se tiene. Los shorts, camisetas y chanclas (como se les dice por aquí) son suficientes para desenvolverse y ser aceptado. Cada vez me convenzo más que el mar tiene mucho que ver en la eliminación de miradas tristes, ansiosas, desencajadas, o inclusive en esas miradas de odio e indiferencia, que solemos tener en las grandes ciudades. Realmente estoy desintoxicandome!

1 Comments:

  • Las malas miradas en las ciudades se deben a la falta de seguridad. Cosa de lo que el límpido ambiente rural o semi rural esta libre, o casi.

    Envidiable viaje, gracias por compartirlo.

    Saludos.

    By Blogger David Morán, at 7:12 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home