.comment-link {margin-left:.6em;}

"La vida es bella, aunque no me creas"

viernes, octubre 07, 2005

El poder de las palabras.


La diferencia está en las palabras que empleamos para comunicarnos con los demás...como no saberlo?
Lo que pasa es que muchas veces o la mayoría de veces, "estamos dormidos", y abrimos la boca, sin pensar, o lo que es peor, sin saber...pecamos de "expertos" y "conocedores" o mejor dicho, de "todologos". Este día la prensa de Honduras ha admitido haber cometido ese gran error nuevamente...ayer se apresuraron en juzgar a una madrede haber asesinado a sus 3 hijos, sin contar con el informe oficial de los forenses,...mi cabeza me dió vueltas, y el corazón, ni hablar! No me cabía esa idea...el amor de madre es el que más se parece al amor de Dios...tan infinito, tan misericordioso. El jefe de medicina forense desvirtuó cualquier especulación o afirmación irresponsable por parte de los vecinos, de la policía y de la prensa misma...la madre no fue, la madre fue victima y no victimaria.
Aprendo esta lección: saber hablar, para edificar, no importando la situación. Que mi lengua se frene, ante situaciones desconocidas...que pueda negarme a hablar, sin antes investigar, sin antes saber, sin antes preguntar...y es que para preguntar, necesitamos humildad.